Menú del día: Una alternativa para no cocinar

Parece que el origen más cercano del Menú del día en España es el Menú Turístico que se creó en los años 60. Aunque, para mí, adquiere su verdadero sentido con la necesidad de realizar la comida del medio día las personas que trabajan y no pueden desplazarse a su domicilio bien por distancia, bien por falta de tiempo.

En grandes ciudades esta situación es muy habitual, pero en una ciudad como Zaragoza, no tanto. Aquí la mayoría del comercio cierra hasta 3 horas al medio día y muchas empresas hacen jornada partida con 2 horas de descanso. Considerando el tamaño de la ciudad y las rutas de transporte público es muy factible desplazarse a casa, comer y regresar al trabajo.

El hecho es que la necesidad de comer fuera de casa existe. Además, como comer a la carta se convirtió en un lujo en algunos restaurantes que llevaba incorporada alguna que otra sorpresa al recibir la cuenta, se ha instalado la costumbre de comer un Menú a precio fijo. Particularmente he tenido algunas sorpresas que , la verdad, no me gustan. Por este motivo prefiero tomar un Menú con precio fijo.

El resultado es que prácticamente todos los restaurantes tienen un Menú o varios. Puede ser Plato del día, Menú del día, Ejecutivo, de Centros, de Fin de Semana, de Temporada, de Degustación, de Cenas, de días especiales como El Pilar, San Valero, San José, Santa Águeda o cualquier otro o temáticos como los de La Trufa, del Ternasco, de Calçots, de Sidrería, de Brasa… Una oferta casi excesiva para la demanda, que no se refleja demasiado en los precios de los menús de algunos locales o en la calidad de otros.

En mi caso el Menú del día es una buena alternativa para evitar cocinar y disfrutar un poco más del tiempo de la comida. Solo es cuestión de seleccionar aquellos menús que se ajustan a lo que me quiero gastar en cada momento, que ofrezcan una calidad acorde a su precio, que tengan variedad en su oferta, que el local sea agradable, que haya público…

Puede parecer sencillo, pero el caso es que encontrar todo o parte de lo anterior no es tan fácil. Si además, como es mi caso, me gusta la variedad e ir a diferentes lugares, ya que cada uno tiene su propio estilo y manera de cocinar, la cosa se complica mucho más.

Bueno, pues esta es la razón de este Blog. Como salgo a comer habitualmente de menú en Zaragoza y he probado y sigo probando diferentes menús en distintos restaurantes he decidido compartir aquí los que me gustan. Son de diferentes precios y lógicamente difíciles de comparar, pero cada uno mantiene una aceptable relación calidad precio (en algún caso excelente) y se sirven en establecimientos agradables y normalmente frecuentados y animados.

Pretende ser una pequeña guía de los menús que suelo repetir en mayor o menor medida y que iré ampliando conforme regrese a los que hace tiempo que no he estado o conozca nuevos que crea que merecen la pena.

Confío que pueda ser de utilidad, como sugerencia, para quién busque un Menú del día.

José Luis

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *